Un grupo de especialistas trabaja en una intervención tecnológica que le de valor agregado a las figuras del famoso personaje.

 

Mesa de Cienciario

Investigadores del Instituto Tecnológico de Morelia, desarrollan un proyecto de investigación, con aplicación directa para mejorar las condiciones mecánicas y resistencia de las catrinas elaboradas en la localidad de Capula, población ubicada a 20 minutos de la capital michoacana, proyecto que se espera concluir el próximo año.

Los investigadores Omar y Jaime Aguilar García, José de Jesús Contreras Navarrete, Jael  Madaí Ambriz Torres y Héctor Javier Vergara Hernández integran un grupo interdisciplinario que desde hace dos meses trabajan en el proyecto “Adición a la cadena de valor de las Catrinas”, el cual busca una mayor resistencia de la arcilla.

De acuerdo a un comunicado del Tecnológico, “los profesores requieren el diseño y elaboración de un horno que les permita a los artesanos seguir utilizando la misma arcilla con algunas mejoras y aditivos para que las extremidades y/o las partes más pequeñas de la catrina no se rompan con facilidad, al momento de trasladarla y finalmente mejorarán las condiciones de embalaje o empaquetado”.

Ante la inquietud de artesanos de este pueblo alfarero, que manifestó a los investigadores su preocupación por los problemas de resistencia de las piezas, principalmente al momento de transportarlo empaquetado para la venta, “la intención es que los artesanos mejoren su producción sin afectar su trabajo artesanal; que sigan obteniendo arcilla de la misma veta, la preparen y lo que pretendemos es que le puedan agregar algún aditivo que no afecte su proceso, buscaremos no tocar su proceso de producción”, consideró Aguilar García.

A la fecha, se realizan pruebas en laboratorio, algunas con inclusiones de polímeros, otras pruebas con nanotubos de carbono y se prevé adicionar silica coloidal para mejorar las condiciones mecánicas.

Al tratarse de un proyecto interdisciplinario, el doctor Omar Aguilar García con el apoyo de José Jesús Contreras Navarrete y Jael Madaí Ambriz Torres son los responsables de trabajar en las adiciones a la arcillas a través del área de Materiales y Departamento de Mecánica buscarán mejorar las condiciones mecánicas dado que que son especialistas en nanomateriales y materiales cerámicos  siendo los responsables agregar aditivos a la mezcla de barro.

El diseño del horno

Héctor Javier Vergara Hernández, a través del Laboratorio Nacional en Sistemas Embebidos, Diseño Electrónico Avanzado y Microsistemas (SEDEAM) será el responsable de los diseños de un horno de calentamiento que logre temperaturas homogéneas de hasta 1000 grados centígrados, pero con gradientes máximos de 5ºC, porque los hornos de los artesanos presentan gradientes superiores a los 100 grados, lo que provoca diferentes propiedades mecánicas en el producto final.

“Nosotros vamos a diseñar el horno, posteriormente se registra ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, para finalmente licenciar su uso de forma gratuita a los artesanos y con esto cerrar el círculo de transferencia tecnológica hacia la sociedad michoacana”, indicó Vergara Hernández.

Del departamento de Ingeniería Industrial, Jaime Aguilar García será el responsable de “diseñar el empaque, envase y embalaje que permita disminuir los costos logísticos y garantizar que el producto llegue en perfectas condiciones al cliente final”.

Se espera que a mediados del próximo año se concluyan las investigaciones y pruebas mecánicas para después avanzar en trámites necesarios para la transferencia tecnológica.


Fotografías, cortesía del Instituto Tecnológico de Morelia.