El pasado miércoles se presentó el primer borrador de la COP26 un documento que requiere ser consensuado por todos los países participantes

 

Leonor Solís

La cumbre sobre cambio climático (COP26), celebrada en Glasgow a lo largo de las dos últimas semanas, está planeada para concluir el día de hoy. Aunque en otras cumbres las negociaciones se han alargado hasta un par de días más, se espera que se presente el acuerdo que ayudará a cumplir los objetivos del acuerdo de París en 2015 que principalmente planteó un compromiso de limitar en este siglo el calentamiento global a menos de 1.5°C con respecto a épocas preindustriales.

Las Naciones Unidas (ONU) publicaron a última hora del pasado miércoles el primer borrador de acuerdos para la cumbre climática, que ha sido negociado en estos días y que los países utilizarán como base para un acuerdo mundial sobre una acción más energética contra el cambio climático e invitar a los países a fortalecer sus planes climáticos nacionales para finales del 2022.

En el documento presentado por el presidente de la COP26, Alok Sharma «reconoce que las necesidades de adaptación seguirán aumentando con la severidad del impacto de las temperaturas crecientes» y, por lo tanto, «enfatiza la urgencia de incrementar la acción y el apoyo para aumentar la capacidad adaptativa, reforzar la resiliencia y reducir la vulnerabilidad» de los países en desarrollo.

El texto de siete páginas especifica los objetivos de los negociadores para llegar a la resolución final. Los representantes de los países asistentes a la cumbre presentarán ahora este borrador de texto a sus líderes nacionales y este será debatido hasta el viernes. Durante este tiempo, es probable que se produzcan importantes cambios. La presidencia británica ha dicho que espera que las negociaciones terminen a tiempo a las 18:00 del día 12, pero es poco probable que este plazo se cumpla. Casi todas las ediciones pasadas de la COP los diálogos de las negociaciones se han alargado hasta el sábado e incluso el domingo No obstante, se espera que la resolución final sea publicada durante el fin de semana.

El borrador de texto es el documento más importante que saldrá de la cumbre climática de Cop26 en Glasgow. A diferencia de la última gran conferencia sobre el clima, celebrada en París en 2015, lo que surja aquí no será un nuevo tratado, sino una serie de decisiones y resoluciones que se basan en el acuerdo de París.

Esas decisiones de la COP tienen fuerza legal en el contexto del acuerdo de París, por lo que se trata de un documento poderoso. Pero también es un documento que sólo puede ser aceptado por el consenso de todas las partes, por lo que gran parte del lenguaje es cauteloso y a veces ambiguo o abierto a la interpretación, para frustración de los países que quieren avanzar más rápido.

Hay algunas victorias notables en este texto: una mención a la eliminación de los subsidios al carbón y a los combustibles fósiles -la primera vez que aparece en una decisión de la COP- y un fuerte lenguaje sobre el imperativo científico de mantenerse dentro de los 1.5°C de calentamiento global. Pero aún está por debatir si este texto es suficiente para lograr ese objetivo general.

Puntos principales del documento borrador

  1. Acelerar la reducción de emisiones. Tras señalar que los compromisos nacionales actuales son insuficientes para evitar un calentamiento catastrófico, el borrador insta a los países a actualizar sus objetivos formales de reducción de carbono antes de finales de 2022, especialmente a aquellos que no han adoptado objetivos más ambiciosos desde que se firmó el acuerdo de París hace seis años. Cómo es el caso de México que llegó a la COP26 con los mismos objetivos que en el 2015
  2. Eliminación progresiva del carbón y las subvenciones a los combustibles fósiles. Ni el «carbón» ni los «combustibles fósiles» en general se mencionaron en el histórico acuerdo de París. Este podría considerarse uno de los grandes logros de esta COP26
  3. Reafirmar el objetivo del acuerdo de París de limitar el calentamiento por debajo de los 2°C y perseguir un objetivo de 1.5°C, pero no se compromete a alcanzar el umbral de 1.5°C, que los científicos y los países vulnerables afirman cada vez más que el mundo no puede permitirse perder.
  4. Pide a los países desarrollados que aumenten su ayuda a las naciones con menores ingresos, incluyendo la duplicación de los fondos para ayudar a la adaptación y proporcionar «apoyo mejorado y adicional» para hacer frente a los impactos irreversibles del cambio climático, conocidos como pérdidas y daños. Pero no menciona un mecanismo financiero claro para hacer frente a las pérdidas y los daños, ni ofrece detalles sobre el apoyo que los países ricos deberían prestar más allá de 2025.

Desafortunadamente el borrador sólo incluye párrafos «provisionales» para una de las cuestiones más espinosas que se están debatiendo: las normas para medir y notificar las emisiones de los países a las Naciones Unidas.

El texto no menciona el polémico «Artículo 6″ del Acuerdo de París, que establecería las normas para un mercado mundial de compra y venta de carbono.

El borrador pide a los países que «revisen y refuercen» sus planes para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) que calientan el planeta. Además, pide a los países ricos que «aumenten urgentemente su provisión de financiación para el clima» para ayudar a las naciones en desarrollo a adaptarse al calentamiento global. Sin embargo, el borrador no incluye plazos firmes ni mecanismos de aplicación. Así que, ahora, unos 200 países tienen que concretar los detalles.

Aubrey Webson, presidente de la Alianza de los Pequeños Estados Insulares, que representa a 37 de los países de mayor riesgo, dijo que el lenguaje del borrador era demasiado débil: «‘Urgir’, ‘llamar’, ‘animar’ e ‘invitar’ no es el lenguaje decisivo que requiere este momento. Nos queda un tiempo limitado para hacer esto bien y enviar un mensaje claro a nuestros niños, y a las comunidades más vulnerables, de que os escuchamos y nos tomamos esta crisis en serio».

El pasado martes se produjo una consternación generalizada cuando una proyección de Climate Action Tracker determinó, basándose en el análisis de los objetivos actuales de los países para 2030, que el calentamiento global probablemente se dispararía a 2.4°C por encima de los niveles preindustriales. Los científicos advierten que un aumento de la temperatura de esa magnitud provocaría una devastación en todo el planeta debido al empeoramiento de las olas de calor, las inundaciones, las sequías, las tormentas y la subida del nivel del mar.

El borrador presentado el miércoles, representa una especie de oferta inicial. Es posible que se eliminen algunas partes y que se añada algún texto. Los negociadores están discutiendo sobre los detalles del lenguaje. Según la tradición, estas cumbres funcionan por consenso, no por votación de una mayoría, es por esta razón que un acuerdo final requiere la firma de todas las partes y cada palabra del documento es revisada, negociada y consensuada. Si un país se opone, las conversaciones pueden bloquearse. Y cada país aporta su propio conjunto de intereses, a menudo contrapuestos. Esperemos ver los resultados en el documento final.

Documento borrador:

https://unfccc.int/sites/default/files/resource/Overarching_decision_1-CMA-3.pdf

Acuerdo de París

https://unfccc.int/files/meetings/paris_nov_2015/application/pdf/paris_agreement_spanish_.pdf


Imagen: Pixabay


Mi pasión personal y profesional es la comunicación ambiental, en específico la comunicación audiovisual ambiental. Trabajo realizando esa labor en el Instituto de Investigaciones en Ecosistemas y Sustentabilidad de la UNAM. Soy miembro de la mesa directiva de la Asociación Internacional de Comunicación Ambiental y miembro fundador de la Red Mexicana de Periodistas de Ciencia. Me gustan muchas cosas muy disímiles, pero más me gusta la idea de compartir, compartir curiosidad, aficiones, gustos. Compartir y construir juntos. Por eso me dedico a compartir lo que me encanta y me parece importante. Encontrar otros que comparten lo mismo, hacen y no se dan por vencidos, es el regalo.  Espero nos encontremos en este camino.