Las redes sociales se mantienen como el foro para notas falsas y rumores sin confirmar acerca de presuntos tratamientos en contra del SARS-CoV-2 causante del coronavirus. En fechas recientes, el uso del dióxido de cloro o clorito de sodio ha sido promocionado en estos medios, no obstante los riesgos para la salud humana.

 

Mesa de Cienciario

Ante los rumores de su presunta eficacia, difundidos sobre todo en redes sociales, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) hizo un llamado para evitar tratar a pacientes afectados con el coronavirus con dióxido de cloro o clorito de sodio por vía oral o parental, al considerar no recomendable su uso, “ni en ningún otro caso, porque no hay evidencia sobre su eficacia y la ingesta o inhalación de estos productos podría ocasionar graves efectos adversos”.

El dióxido de cloro es un gas de color amarillo o amarillo-rojizo utilizado como blanqueador en la fabricación de papel, en plantas públicas de tratamiento de agua y en el proceso de descontaminación de construcciones”, señala información de la OPS. “Al reaccionar en agua, el dióxido de cloro genera iones clorito. Ambas especies químicas son altamente reactivas, por lo que cuentan con capacidad de eliminar bacterias y otros microorganismos en medios acuosos”, refiere.

“Este gas se ha utilizado como desinfectante, en bajas concentraciones, para la potabilización de agua y en ensayos clínicos de antisepsia bucal”, indica el organismo al citar como fuentes de consulta a la Agency for Toxic Substances and Disease Registry, a la Organización Mundial de la Salud y a la National Library of Medicine.

Para la OPS, es necesario denunciar ante autoridades de Salud que correspondan el uso de estos productos, “así como la denuncia de productos que ya contengan dióxido de cloro, derivados de cloro o cualquier otra sustancia, y se presenten con indicación de tratamiento de COVID-19”.

Las autoridades sanitarias, recomienda la Organización, “deberán vigilar la promoción de productos con supuestas propiedades terapéuticas para la COVID-19 a través de los medios de comunicación, con el fin de implementar las acciones correspondientes”.

Trump y su receta

Cabe señalar que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, fue uno de los promotores del uso de derivados de cloro como presunto tratamiento contra el coronavirus. El 26 de abril, el republicano señaló que “se podía inyectar desinfectante para matar al causante de la covid-19. ´Me suena interesante´, fue su justificación”, refirió una nota del diario español El País.

La compañía fabricante de dos conocidos productos de limpieza publicó un comunicado pidiendo que nadie los ingiera. El jefe del regulador de seguridad alimentaria también salió a pedir que bajo ninguna circunstancia la gente introduzca desinfectante en su cuerpo. El Centro de Control de Enfermedades publicó un tuit diciendo educadamente: ´Los limpiadores y desinfectantes domésticos pueden causar problemas de salud si no se utilizan como se debe´”.

Imagen, Pixabay.