Pequeños propietarios anticiparon una denuncia contra quienes saquean los recursos, no obstante las normas que plantea el Plan de Manejo.

 

Mesa de Cienciario

Una denuncia contra particulares por daño ambiental a partir del reiterado saqueo de materiales, anticiparon propietarios de La Alberca, en la comunidad de los Espinos en Zacapu, quienes enfrentan esta situación desde hace varios años, no obstante que existe un Plan de Manejo desde 1998 al tratarse de un Área Natural Protegida (ANP).

Con información de la reportera Alejandra Jiménez García, los pequeños propietarios señalaron el 12 de agosto que los delitos incluyen el “desmonte, eliminación de vegetación natural, corte, arranque, derribo o tala, así como los que resulten en afectación del Área Natural Protegida (ANP), actividades tipificadas como delito ambiental”, además de exigir inspecciones en la zona.

Durante décadas, consideraron los afectados, y sin que intervenga autoridad alguna, “la Alberca de Los Espinos ha sido un área perturbada, por la explotación inadecuada y extracción de materiales pétreos, que han contribuido a la eliminación de la cubierta vegetal, la erosión del suelo y las áreas de recarga de los mantos acuíferos entre otros. La zona es un área reguladora del microclima y captadora de agua de lluvia que permite su infiltración del subsuelo contribuyendo a mantener los manantiales del lugar”.

El mayor daño, se encuentra en la ladera poniente y toda la ladera oriente con la explotación de materiales pétreos y arenas, con el riesgo de perder suelo y paisaje principalmente.

Actualmente 71 por ciento de la zona corresponde a pequeña propiedad y 29 por ciento a propiedad ejidal. “De acuerdo a los propietarios, el permiso para la extracción de materiales fue retirado, previo al decreto que declara oficialmente ÁREA NATURAL PROTEGIDA, en la categoría de Zona de Preservación Ecológica, sin embargo, en forma arbitraria se ha continuado con la extracción. El 17 de mayo del 2004, se publicó en el Periódico Oficial el Reglamento para la administración de las Áreas Naturales Protegidas en el Estado de Michoacán. Sobre el cual se define la estructura administrativa del Área Natural Protegida, que se encuentra vigente”, consigna la información periodística.

El ANP cuenta con 1,421,231.25 hectáreas, perteneciente a 10 pequeños propietarios y 82 ejidatarios, con alrededor de 7 minas para la extracción de material pétreo. De estas minas, las que se encuentran en terrenos de la pequeña propiedad “presentan gran afectación y representan riesgos para los visitantes, debido a los cortes con pendientes de hasta 90 grados”.

Las minas que se encuentran en el ejido Zipimeo no presentan esta situación ya que el nivel de explotación es menor. Algunas de ellas se dejaron de trabajar y se está presentando un proceso de re-vegetación natural.

Imagen, Pixabay.