Efecto de la falta de presupuesto a que se han visto sometidas varias dependencias y centros ligados con la investigación, Julieta Tagüeña Parga renunció a la coordinación general del Foro Consultivo Científico y Tecnológico, al considerar que la falta de apoyo imposibilitaba el desarrollo de los objetivos de esta instancia.


Mesa de Cienciario

Julia Tagüeña Parga, quien hasta el 15 de junio se desempeñó como titular del Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCyT), hizo pública su renuncia al cargo este lunes 6 de julio al señalar que la falta de apoyo presupuestario por el gobierno federal, imposibilita las actividades de la instancia, no obstante haber ganado un amparo en contra de la decisión.

“Según el artículo 38 de la Ley de Ciencia y Tecnología, el CONACYT está obligado a darle fondos para su operación. A diferencia de los 17 años previos, éste no lo ha hecho. El Foro ganó la suspensión definitiva de esta decisión y obtuvo un amparo en primera instancia, pero incluso así sigue sin recibir recursos. Esto imposibilita las actividades ordinarias y por ello la Mesa Directiva ha decidido entrar en una suspensión parcial de actividades y dejar sus bienes inmuebles y muebles en comodato a la UNAM, que se encargará de su mantenimiento. Esta situación me ha llevado a presentar a la Mesa Directiva mi renuncia como Coordinadora General a partir del 15 de junio de 2020”, indica en una misiva en la que agradece el apoyo a colaboradores y ex directivos del Foro.

Como lo señala en el texto, el FCCyT fue creado “con la Ley de Ciencia y Tecnología de 2002, todavía vigente, y se constituyó en asociación civil conforme al Estatuto Orgánico del CONACYT. Es un órgano autónomo de consulta permanente para el Ejecutivo Federal, que colabora también con el Poder Legislativo. Su meta es hacer oír las voces de la comunidad científica, académica, tecnológica y del sector productivo, en toda su pluralidad, en apoyo a la formulación de políticas y programas de investigación científica, desarrollo tecnológico e innovación”.

Tagüeña ha mantenido una postura crítica hacia la política que en materia de investigación científica pretende implementar el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, con una nueva Ley de Ciencia y Tecnología en marcha y la decisión de eliminar los fideicomisos en los órganos autónomos, lo que ha generado la reducción en hasta una tercera parte de los recursos para centros y proyectos de investigación.

En su texto de despedida, señala que el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología alentó otro Foro, “creado este mismo año mediante cambios al Estatuto Orgánico del CONACYT y que opera en contradicción a la ley vigente. Esa nueva instancia carece de autonomía. Ningún órgano puede tener un papel asesor si está subordinado a la autoridad, no es un espacio libre, ni transparente y su composición no es incluyente”.

“El desarrollo de la ciencia tiene que estar basado en la libertad de cátedra y de investigación. Un sistema que no lleve la voz de la comunidad CTI hasta la política científica es irrelevante para México. Un país sin ciencia, tecnología e innovación no tiene futuro”, cierra su texto.

Cabe señalar que el Foro mantiene su sitio sin alteración alguna, incluso no hay cuenta en el mismo de la renuncia de Tagüeña, quien se mantiene en el directorio como la coordinadora general. (https://www.foroconsultivo.org.mx/FCCyT/mesa-directiva)

Imagen, Pixabay.